El CEU y el Arzobispado negocian la renovación del alquiler del Seminario

Las negociaciones entre el Arzobispado de Valencia y la Fundación San Pablo CEU sobre el alquiler de dos pabellones propiedad de la diócesis en el Seminario de Montcada han comenzado “al más alto nivel”, según aseguraron fuentes de la fundación, que expresaron su confianza en que ambas parte “llegarán a un acuerdo”.

Así, este lunes mismo se mantuvo una primera reunión entre representantes del Arzobispado y del CEU a la que seguirá la constitución de las comisiones mixtas para llevar adelante la negociación, aunque es posible que esto tenga lugar en el mes de septiembre tras el período vacacional, según explicó el director de Relaciones Institucionales de la Fundación San Pablo CEU, Pablo González-Pola.

Este portavoz subrayó que “por nuestra parte no hay ningún problema porque la realidad es que nosotros siempre hemos estado dispuestos a negociar” y recordó que el CEU “ha pagado todos los recibos” del contrato de arrendamiento “hasta el último”.

González-Pola consideró que existen “lógicas discrepancias entre arrendatario y arrendador” pero sostuvo que son “totalmente solucionables y más entre nosotros, instituciones de la Iglesia en el sentido mas amplio de la palabra”.

Desde la fundación comentaron que “el único problema que nos preocupa es que se pueda trasladar la sensación a padres y profesores de que algo va a ocurrir” y aseguraron que el próximo 8 de septiembre está previsto empezar las clases “con toda la normalidad”.

Sobre la invitación lanzada por el Arzobispado para que el CEU colabore en los nuevos proyectos que tiene pensados para los pabellones -un colegio-seminario concertado, un centro de Formación Profesional, una casa y una residencia sacerdotales-, el director de Relaciones Institucionales comentó que “todo es compatible”.

Plazos

De hecho, recordó que diversas facultades de la Universidad Cardenal Herrera ya se encuentran en Alfara del Patriarca y que está previsto trasladar también allí el rectorado, Veterinaria y Ciencias de la Salud por lo que “dejaremos ese pabellón” pero en “plazos lógicos”, remarcó.

González-Pola reiteró la voluntad de la fundación de llegar a un acuerdo y apuntó que “defenderemos a nuestros alumnos con todos los recursos”.

Por último, incidió en que por el lado del CEU “no hay ningún problema, puesto que estamos para servir a la Iglesia”, con la que se mantienen unas “magníficas relaciones como debe de ser en una universidad como la nuestra, de su prestigio y con 27 años en Valencia”.

La empresa azulejera Azuvi de Vila-real plantea un ERE con 70 despidos

La crisis económica sigue cobrándose víctimas entre las empresas. La multinacional del sector azulejero Azuvi ha planteado un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectará a 70 de los 330 trabajadores con los que cuenta en la delegación de Vila-real, Castellón. La dirección de la empresa se reunirá el próximo 8 de agosto con los tres sindicatos con representatividad (UGT, CCOO y Sindicato Independiente) para negociar las condiciones de los despidos, que afectan a más del 20% de la plantilla.
La empresa ya ha entregado a los sindicatos la documentación correspondiente a la presentación del ERE, en la que, entre otras cosas, se declara incapacitada para afrontar la crisis económica en las condiciones actuales.

Azuvi, con sedes en varios países, tiene como principal cliente en sus exportaciones el mercado estadounidense. La devaluación del dólar y el descenso de ventas han llevado a la organización a plantear los 70 despidos en su planta de la localidad castellonense de Vila-real.

Abierto el plazo de período de consultas (un mes) en principio el ERE contempla las condiciones mínimas para los despedidos: 20 días de salario por año trabajado con tope de una anualidad, según contempla el artículo 51 del Estatuto de los Trabajadores.

CCOO con 5 representantes, UGT con 4 y el Sindicato Independiente-CVT con otros 4 se reunirán el próximo viernes 8 de agosto con la empresa para negociar el ERE, cuyas condiciones, a prori, rechazan.

El TSJ suspende la opción que permite impartir Ciudadanía con trabajos

La Sección segunda del la sala de lo contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) ha suspendido cautelarmente varios artículos de la orden de la Conselleria de Educación que desarrolla Educación para la Ciudadanía en la Comunitat y que permite aprobar la materia a través de un trabajo. La sentencia reconoce que el Consell puede decidir impartir la inglés pero advierte que no se podrán valorar los conocimientos del idioma. En concreto, la resolución judicial decreta la suspensión de todo lo que en la orden se refiere a la opción B e implica que el próximo curso la materia se impartirá como cualquier otra asignatura del currículo. La decisión ha sido tomada a partir de los recursos interpuestos por el Ministerio de Educación y el sindicato CC OO.
Las resoluciones, ambas comunicadas este martes a las partes, suponen que el próximo curso EpC se impartirá en los centros valencianos -tanto los de la red pública como los de la privada- como cualquier otra asignatura del currículo, ya que, aunque cabe recurso de súplica, los recurrentes esperan que la suspensión se mantenga hasta que haya sentencia firme, cosa “poco probable” antes de mayo de 2009, según reconoce el propio tribunal.

En concreto, la sala estima -en pleno y por unanimidad- la suspensión de los artículos 2 en los apartados 1.b, 2 y 3 y los artículos 3 y 4 en todo lo que se refiere a la opción B, es decir, a la posibilidad de superar la materia a través de trabajos trimestrales en vez de exámenes. De igual modo, suspende del apartado 1 del artículo 5 el párrafo que hace referencia a la evaluación de la adquisición de competencias en lengua inglesa.

La sala establece la supensión de la denominada opción B porque “el alumno que optara por dicha alternativa no accede a todos los contenidos y objetos de la materia”. En este sentido, recuerda que existe un contenido mínimo que viene establecido por el Estado y que “aun cuando la Conselleria (de Educación) debe garantizar que el alumno cuente con un texto que le permita acceder a todos los contenidos (…), lo bien cierto es que una vez que se elige el tema del trabajo, el estudiante sólo recibe el contenido y alcanza el objetivo de dicho tema, no de toda la materia”.

El tribunal manifiesta también “serias dudas de legalidad por no ajustarse a la legislación básica al permitir la adecuación de los criterios de evaluación a las características individuales y a las circunstancias personales de cada alumno o alumna”.

Trabajos de evaluación

Al mismo tiempo, advierte de que al establecer que será la familia quien elija el texto para elaborar el trabajo “contraviene de forma palmaria lo establecido en la Disposición Adicional 4ª de la Ley Orgánica 2/2006 que dispone que en el ejercicio de la autonomía pedagógica corresponde a los órganos de coordinación didáctica de los centros públicos adoptar los libros de texto y demás materiales”.

En esta línea, el tribunal expresa también “dudas sobre la competencia del conseller de Educación de la Generalitat para establecer esta opción pedagógica al ser una materia curricular y obligatoria” y considera que su ejecución “causaría daños de imposible o difícil reparación en los alumnos que la seleccionaran pues no habrían cursado la asignatura” por lo que, de estimarse el recurso contra la orden, “deberían repetir la materia”.

Por todo ello, el auto entiende “necesario acordar la suspensión de la opción B” y remarca que “ello sin necesidad de valorar que en esta opción B el trabajo deba ser realizado en inglés, porque la supensión operaría del mismo modo aun cuando se realizara en cualquiera de las dos lenguas oficiales de la Comunitat”.

En cuanto a la impartición de la materia en inglés, el auto recuerda que el Decreto 112/2007 del Consell por el que se dispone el currículo de Educación Secundaria permite autorizar la implantación de programas de educación plurilingüe para que los centros impartan una parte de las materias en lengua extranjera. No obstante, subraya que “el currículo de Educación para la Ciudadanía no recoge criterios de evaluación relacionados con la competencia en inglés” por lo que se le vuelven a plantear “serias dudas” al tribunal sobre la “legalidad de la doble evaluación de la materia, una referida al contenido del currículo y la otra vinculada a la adquisición de destrezas lingüísticas de un idioma no oficial”.

Competencia en inglés

En este sentido, considera que, a pesar de que “la Comunitat puede en principio, pues tiene competencia para ello, establecer que una materia curricular se imparta en inglés, no es posible la doble evaluación de la asignatura, pues el currículo de EpC no recoge criterios de evaluación relacionados con la competencia en inglés”. Por este motivo, decreta la supensión del párrafo que dice “teniendo en cuenta, en todo caso, el grado de adquisición de competencias básicas en lengua inglesa”, correspondiente al apartado 1 del artículo 5 de la orden.

La sala explica que para decidir la supensión se ha ponderado que “los perjuicios de la orden despliegan su virtualidad y son efectivos a partir del inicio del curso escolar (septiembre de 2008), siendo por otro lado probable que el Tribunal pueda tramitar y dictar sentencia sobre el fondo del asunto con anterioridad al mes de mayo de 2009″. – See more at: http://web.archive.org/liveweb/http://www.diariocriticocv.com/noticias/not267644.htm#sthash.gmBPVyMJ.dpuf

Intersindical Valenciana propone una huelga general europea contra las 65 horas

 PROPONEN PAROS DE CINCO Y 15 MINUTOS EL PRÓXIMO 7 DE OCTUBRE
Intersindical Valenciana (Iv) reclamó este sábado a la Confederación Europea de Sindicatos (CES) que convierta las paradas de cinco y 15 minutos del día 7 de octubre de 2008 en una huelga general europea de 24 horas, con manifestaciones en las diferentes ciudades europeas, para protestar por la directiva de las 65 horas semanales, según informaron en un comunicado fuentes del sindicato.

Desde Iv resaltaron que “no bastan presiones diplomáticas sobre los parlamentarios o los gobiernos, ni acciones testimoniales”, sino que “hace falta una respuesta contundente y masiva ante las pretensiones de los gobiernos europeos de recortar los derechos de los trabajadores y de romper el derecho a la negociación colectiva”.

En este sentido, recordaron que la directiva “indigna” debe pasar ahora por el parlamento Europeo para su aprobación definitiva después de que el pasado 9 de junio los ministros de Trabajo de la Unión Europea, sin ningún voto en contra, aprobaran una “propuesta de modificación” de la actual directiva sobre el tiempo de trabajo.

Esta directiva autoriza a los estados miembros a cambiar sus leyes para permitir que se alargue la jornada semanal de trabajo hasta las 60 horas o las 65 en el caso de colectivos como el sanitario o los bomberos, en los que los descansos en las guardias dejan de considerarse tiempo de trabajo. Fuente del sindicato añadieron que, como el límite de las 60 horas es un promedio trimestral, la jornada real podría prolongarse hasta las 78 horas, y en el caso de contratos de menos de 10 semanas “ni siquiera habrá estas limitaciones”, lamentaron.

Al respecto, criticaron que “este brutal atropello lo quieren llevar a cabo mediante acuerdos individuales entre el trabajador y la empresa, al margen de los convenios colectivos y de la representación sindical de los empleados”. Consideraron que esto supone “un ataque frontal a una de las mayores conquistas de la lucha de los trabajadores como es su derecho a la representación y a la negociación colectiva”.

Asimismo, subrayaron que en 1919 la Organización Internacional de Trabajo (OIT) “oficializó la jornada máxima de 48 horas semanales, tras una larga lucha del movimiento obrero internacional por las ocho horas diarias”. Así, lamentaron que “nos quieren hacer retroceder más de un siglo para legalizar de nuevo jornadas de 10 a 12 horas y seis días por semana” y que “los mismos que quieren alargar el tiempo de trabajo, quieren también que nos jubilemos a los 70 años, acabar con las conquistas sociales y privatizar los servicios públicos”.

Desde Iv, exigieron a los europarlamentarios “el rechazo directo” de la directiva y al Gobierno español que “se exprese con toda claridad en contra la directiva y haga un llamamiento a su repudio en toda Europa”.

La UV disminuirá entre 4 y un 9% sus gastos por la crisis y la deuda

El Claustro de la Universitat de València aprobó este jueves, a través del Plan Operativo 2009, que todos los gastos tendrán que disminuirse el próximo año entre un 4 y un 9 por ciento a excepción de los gastos de personal, para los que se prevé un crecimiento del 5,82 por ciento al igual que en 2008, añadieron.

Esta restricción de gastos, según explica el informe de gestión que presentó el rector de la UV, Francisco Tomás, es consecuencia de tres factores: los 14 años de periodo de amortización de la deuda que la Conselleria de Educación estimó en 241,3 millones de euros; la transformación de las titulaciones actuales a los nuevos grados del Espacio Europeo de Educación Superior; y la coyuntura económica general, explicaron.

Por su parte, el vicerrector de Economía, Máximo Ferrando, explicó en la presentación del Plan Operativo 2009, que se prevé que los problemas de liquidez continúen hasta finales del año 2010, fecha en la cual la Universitat deberá recurrir a la póliza de crédito y a un mecanismo financiero denominado ´Confirming´ -pago aplazado a proveedores a bulto de 60 días-.

Asimismo, la previsión del equipo económico de la UV es que hasta finales del año 2010 la institución académica “se moverá al límite de su capacidad de gestión”. En términos de ingresos y gastos, las perspectivas en el plan operativo son “sumamente inciertas, aunque la Conselleria de Educación anunciase que presentará un nuevo Plan Pluriennal de Financiación (PPF) 2009-2013 del Sistema Universitario Público Valenciano”, destacaron desde la entidad educativa.

De esta manera, la conclusión a la que se llegó con el Plan Operativo es que, si “el capítulo ´Y´ de gastos de personal, creciera un 5,82 por ciento como este año, el resto de gastos deberán disminuir entre un 4 y un 9 por ciento para mantener el equilibrio presupuestario”. En consecuencia, “todavía en el escenario más optimista”, el equipo económico de la UV consideró “necesario” recortar “al menos un 4 por ciento cualquier tipo de gasto, con la excepción de las de personal, por lo que el presupuesto de 2009 será restrictivo”.

Desde el Vicerrectorado económico se prevé que suban “únicamente las nóminas y aquellos servicios básicos, las tarifas de los cuales, quedan fuera del control de la entidad, como la luz, el agua o el teléfono” cuyo coste necesariamente acabará subiendo, “salvo que disminuya muy significativamente su consumo” completaron.

En este aspecto, el resto de apartados del capítulo II del Plan que contemplan el gasto corriente, prevén que “necesariamente, habrán de bajar dentro del contexto de unos presupuestos de base cero, dónde cada propuesta de gasto de una unidad habrá de estar claramente justificada por la necesidad imperiosa de su aplicación”, aseveraron desde la universidad.

Tomás aseguró que pese a las “dificultades económicas” su equipo de gobierno procurará “mantener todos los compromisos adquiridos con el personal, con el proveedores y la sociedad valenciana”. El rector también destacó el presupuesto total destinado a acciones de investigación durante el año 2007, que superó los 69 millones de euros, con un incremento del 21 por ciento respecto a 2006.

Al respecto, el rector aseguró que estos datos, la creación de dos nuevas empresas y la puesta en marcha del Parque Científico “dan la dimensión de la extraordinaria importancia de la actividad investigadora de la UV”. En cuanto a la situación del personal de administración y servicios, destacó “la mejora de la clasificación de 182 puestos de trabajo”.

Francisco Tomás aseguró que la UV es la segunda universidad de Europa en recepción de alumnos Erasmus. Además, incidió en la gran presencia de estudiantes extranjeros (más de un 6 por ciento), de los cuales más de 400 son estudiantes de postgrado.

El Plan Operativo 2009, aprobado por el Claustro, comprende 14 planes sectoriales como son Estudiar en la Universitat; Especialización profesional y científica; Investigación; Cultura y Deportes; Internacionalización y Movilidad; Gobierno y Sostenibilidad; Economía; Infraestructuras; Bibliotecas; Tecnologías de la Información; Profesorado; Administración y Servicios; Calidad; y Comunicación.

Quejas

Dentro de los otros temas tratados en el claustro, el defensor del Estudiante, Enrique Gómez, presentó el informe anual de esta institución. En el escrito, Gómez destacó las quejas de estudiantes por el incumplimiento de la oferta de la docencia en valenciano e incidió en una “nueva problemática” relacionada con el proceso de automatrícula y el sistema de notificación por correo electrónico.

Por otro lado, el rector informó al Claustro sobre la decisión de iniciar la redacción de un Plan de Igualdad y manifestó su “compromiso” y el de su equipo de gobierno “con el principio de igualdad efectiva”. Del mismo modo, adelantó las comisiones de elaboración de los planes de estudios para que hagan un esfuerzo e impregnen los planes de estudios del principio de igualdad y participen en “la redefinición y refundación del saber y de la ciencia desde la perspectiva de género”.

Plan de Igualdad

El rector también expresó su “compromiso” con las políticas de acción positiva y la necesidad que el plan de igualdad aborde “la presencia de las mujeres en todos los órganos de representación y en todas las comisiones, la incorporación de las mujeres como investigadoras principales en proyectos de investigación y la corrección del sesgo de género en la matrícula de determinadas carreras”, sentenció.

Finalmente, el Claustro también eligió varios miembros de diferentes órganos institucionales como el Mesa del Claustro, la Comisión de Reclamaciones y la Junta Electoral.

El Bachillerato mantiene religión y suma una materia de ciencia y medio ambiente

LA ASIGNATURA TENDRÁ DOS HORAS SEMANALES, SE IMPARTIRÁ EN VALENCIANO O CASTELLANO Y EL CONSELL RECALCA QUE NO TIENE NADA QUE VER CON EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANÍA

La Conselleria de Educación incorporará al nuevo Bachillerato una asignatura que abordará materias como la ciencia, la tecnología y el medio ambiente. Los profesores la impartirán desde el próximo curso, en valenciano o castellano, y recibirá el nombre de ´Ciencias para el mundo contemporáneo´. En el temario se estudiarán conceptos que estimulen las actitudes hacia el conocimiento, la investigación y la formación sobre el cambio climático. El nuevo Bachillerato mantendrá además la asignatura de religión. Según el vicepresidente de la Generalitat, Vicente Rambla, la materia no tiene nada que ver con Educación para la Ciudadanía.

La nueva asignatura será común para todo el alumnado y según subrayó Rambla no supone una réplica a la materia sobre Ciudadanía que el Gobierno implantó la legislatura pasada. Ahora, esta última sigue en el Constitucional porque se impartirá en inglés y por la doble opción -se puede aprobar con un trabajo- que estableció la Conselleria de Educación.

El inglés no estará presente en la nueva asignatura. ´Ciencias para el mundo contemporáneo´ se dará en valenciano o castellano, según la opción escogida por el alumno. Según la Generalitat la nueva disciplina educativa surge del convencimiento de que los ciudadanos del S. XXI, “tienen el derecho y el deber de poseer una información científica que les permita actuar como personas autónomas, críticas y responsables”.

Las previsiones son que la materia tenga un enfoque funcional. “No se limitará a proporcionar respuestas, sino que además ha de aportar medios de búsqueda y selección de la información, de distinción entre información relevante e irrelevante”, asegurán desde el Consell.

Temario

La asignatura abordará cuestiones tales como la sostenibilidad del planeta, las tecnologías de la información y la comunicación, el origen del universo, los riesgos naturales, los avances de la genética, etc. Cabe recordar que en la materia de Ciudadanía impulsada por el Ministerio de Educación asuntos como el cambio climático también serán impartidos.

No obstante, Rambla quiso trasladar que lo que aprenderán los alumnos del Bichillerato valenciano, está más relacionado con las actitudes cientificas y el conocimiento del medio ambiente. “Se trata de ofrecer a los estudiantes la posibilidad de aprender a aprender, a la vez que se adquieren actitudes de curiosidad, tolerancia y motivación de las afirmaciones o refutaciones”, recalcó.

´Ciencias para el mundo contemporáneo´, al unirse a las ya existentes, supone un incremento del horario lectivo. Se estudiará durante dos horas semanales y se impartirá desde el curso 2008/2009.

Modalidades de Bachillerato

Por otra parte, el Consell aprobó en el mismo marco el decreto que establece el currículum del Bachillerato en la Comunitat y que se aplicará en todos los centros públicos y privados. Se reduce a tres las modalidades del Bachillerato que se podrán elegir: Artes, Ciencias y Tecnología, Humanidades y Ciencias Sociales. Asimismo, organiza la modalidad de ARTE en dos vías: Artes Plásticas, Diseño e Imagen y Artes Escénicas, Música y Danza. Antes eran cuatro.

De otro lado, el alumno podrá sustituir una materia optativa por otra, vinculada específicamente a la futura selectividad y a los estudios superiores que pretenda cursar.

Cursos repetidos

Además, quienes no promocionen a 2º de Bachillerato y tengan evaluación negativa en 3 ó 4 materias, podrán repetir el curso en su totalidad o ampliar la matrícula con dos o tres materias de segundo.

Para ello, el alumnado menor de edad deberá contar con la autorización de sus padres o tutores legales. Incluso, el decreto aprobado por el Gobierno valenciano permite que los alumnos que están en condiciones de promocionar a 2º puedan optar por repetir el curso en su totalidad, renunciando a las materias aprobadas.

También establece que los alumnos que, al terminar 2º de Bachillerato, tengan evaluación negativa en algunas materias, puedan matricularse de ellas sin necesidad de cursar de nuevo las materias aprobadas.

Se permitirá el cambio de modalidad elegida, pues se tiene en cuenta la edad en que se produce la elección, entre los 16 y los 18 años, así como la posibilidad de equivocarse en la misma.

Las tasas universitarias suben un 4,2% por la crisis económica

Las tasas universitarias para el curso 2008-2009 se incrementarán un 4,2 por ciento, según anunció este miércoles la secretaria autonómica de Universidad, María Amparo Camarero, que justificó esta decisión en la “crisis” económica. Por su parte, los rectores han expresado su temor de que este incremento -por debajo de las previsiones de inflación- implique una “merma de recursos” de las instituciones si no se compensa, por ejemplo, en el nuevo plan de financiación. A su vez, las instituciones académicas esperan un “trato semejante” al de la Universidad Católica en la negociación sobre el nuevo mapa de titulaciones
La subida de las tasas académicas se dio a conocer en el pleno del Consejo Valenciano de Universidades celebrado en la sede de la Conselleria de Educación. Tras la sesión, Camarero comentó que “se ha decidido aplicar el incremento en su parte más baja” al tener en cuenta la “crisis”. En este sentido, recordó que el crecimiento de la economía española en el primer trimestre del año ha sido de 0,3 por ciento y el ministro de Economía, Pedro Solbes, dijo que el del segundo iba a ser más bajo, “lo que pueda significar que sea negativo”, apuntó.

De este modo, el coste de una matrícula media de 60 créditos anuales subirá por alumno y año entre 20 euros -para aquellas carreras con menos prácticas- y 31, para las que contiene un mayor nivel de experimentalidad, como el caso de Medicina.

El incremento aprobado para el próximo curso es sensiblemente menor que el que se registró en el anterior ejercicio, cuando llegó al 5,2 por ciento, y con él la Comunitat Valenciana “se mantiene como una de las autonomías con tasas académicas más bajas de toda España, subrayó la secretaria autonómica.

Sobre esta cuestión, los rectores hicieron notar en la reunión que la subida se encuentra por debajo de las previsiones de inflación, que, “si bien aún no se conoce de manera cabal la que habrá a final de año, si evoluciona como va será bastante más alta de ese crecimiento”. “Y eso al final gravita sobre las universidades con una merma de sus recursos” salvo que se contemple una compensación que, en principio, “no se prevé”, apuntó el rector de la Universitat de València, Francisco Tomás.

Merma de ingresos

El responsable de la UVEG incidió en que “esa carga caerá sobre las universidades por una merma de ingresos, ya que todos los consumibles que tiene la Universidad crecen con la inflación o mucho más”. Por esta razón, recalcó que “si una partida de ingresos, que no es la más grande, pero sí muy significativa merma pues mermará nuestra capacidad económica y eso se ha expresado así pero la decisión está tomada”.

Tomás especificó que los ingresos por tasas pueden suponer un porcentaje del orden de un 10 por ciento del presupuesto final de las instituciones académicas, que en el caso de la Universitat de València supera los 30 millones de euros.

No obstante, el rector apuntó que “como todavía el modelo de financiación para el año que viene está por elaborarse trataremos de introducir esa corrección”, dijo Tomás, que reconoció que la Administración “no se ha opuesto a que así sea”.

En otro orden de cosas, se informó de que mañana se desarrollará una primera reunión “de toma de contacto” para tratar la adaptación de las titulaciones al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES). Al respecto, María Amparo Camarero expresó que la voluntad del Consell es “la de coordinar para que el mapa de títulos se ajuste a criterios de sostenibilidad y de pertinencia de los estudios”.

Agregó que su departamento analizará “qué propuestas tienen las universidades” y las decisiones “dependerán de cada caso y se irán viendo por grandes áreas” siguiendo también “consideraciones de mercado, salidas y empleabilidad”.

Por su parte, Francisco Tomás -interrogado por cuál va a ser la posición de los rectores en esta negociación y por dónde “no van a pasar”- aludió al hecho de que el Consejo de Universidades se notificó que las titulaciones que la Universidad Católica San Vicente Mártir (UCV) tiene ya verificadas se autorizan. “Si esa es la pauta de actuación, lógicamente, esperamos un trato semejante”, aseveró el rector, que recordó que la carrera de Medicina en la UCV está aún por verificar y, por tanto, no se puede impartir.

Ley de Ciencia

Además, en el pleno se presentó el anteproyecto la Ley de Coordinación del Sistema Valenciano de Investigación Científica y Desarrollo Tecnológico, que se espera que pueda iniciar su tramitación en Les Corts a finales de este año. Camarero avanzó que está previsto que a finales del mes de julio se publique en el DOCV una nueva línea de ayudas para la formación de personal de apoyo en organismos de investigación de la Comunitat Valenciana, que se conocerán como ayudas ´Gerónimo Forteza´.

En opinión de los rectores, la Ley de la Ciencia “tiene una buena perspectiva” aunque explicitaron que “nos hubiera gustado que se recogiera mejor el papel de la Universidad valenciana en la investigación de nuestra Comunitat, que en este momento es preponderante y aunque se reconoce en la exposición de motivos debería haberse reflejado en el articulado con una mayor presencia”, consideraron.

Intersindical Valenciana se presenta como alternativa para los trabajadores

CELEBRÓ SU III CONGRESO

Intersindical Valenciana pretende convertirse en una “alternativa sindical para muchos trabajadores, una opción comprometida con los retos de la sociedad del siglo XXI”, así como en un “espacio basado en la asamblea, la autonomía y la participación, alejado del sindicalismo burocrático”, según indicaron fuentes sindicales. Este objetivo se acordó en el III Congreso de la Intersindical Valenciana, celebrado durante el pasado viernes y sábado, en el que participado 174 delegados de diferentes sindicatos que forman parte de la confederación.

En el encuentro, se aprobaron las ponencias de salud laboral, acción sindical, modificación de los estatutos, carta financiera y determinación de ámbitos, así como la resolución en contra de la jornada de 65 horas, la modificación de la ley de la seguridad social y a favor de la enseñanza y la sanidad públicas, entre otras.

Además, en el acto se eligió un secretario confederal formado por 16 personas que actuará como una dirección colegiada. En los documentos aprobados en esta conferencia, donde participaron diversos representantes de la sociedad valenciana, se plantean las “necesidades de disponer de un modelo productivo y social propio que supere los actuales”, indicaron las mismas fuentes.

Así, se establecen las “líneas de la acción sindical, el horizonte que orienta a todos los trabajos desplegados de las bases por las secciones sindicales”. Desde el sindicato aseguraron que estas cuestiones “definen algunos puntos de la política sindical para los próximos cuatro años”, como “la reivindicación de un marco valenciano de relaciones laborales”, pues los documentos aprobados plantean la “necesidad de disponer de un modelo productivo y social propio que supere los actuales”, señalaron.

Además, estos documentos abordan otros temas, como los cambios en la legislación reguladora de la representación sindical; el reconocimiento de la pluralidad sindical; la definición de las actuaciones hacia las condiciones laborales y la precariedad laboral; la necesidad de un trabajo saludable y la prevención o lucha contra la violencia en el trabajo y la siniestralidad laboral, así como el trabajo con los movimientos sociales y los derechos sociales y las políticas de igualdad.

Educación implantará el uniforme en 11 centros públicos de la Comunitat

La Conselleria de Educación ha anunciado este jueves que los escolares de 11 centros públicos de la Comunitat llevarán uniforme el próximo curso académico. La medida es de carácter voluntario y persigue erradicar las indumentarias inapropiadas entre los jóvenes. La directora general de Evaluación, Innovación y Calidad Educativa, Auxiliadora Hernández considera la medida positiva señalando que “eleva el rendimiento escolar de nuestros alumnos, incrementa la valoración de la actividad docente y consolida el prestigio de la institución educativa”.
La conselleria de Educación va a implantar el próximo curso 2008-2009 un proyecto piloto en 11 centros de las tres provincias de la Comunitat para que se use el uniforme escolar en los centros públicos de infantil y primaria.

La finalidad del programa es, según fuentes de la Generalitat, “ayudar a las familias atenuando el gasto y eliminando problemas relacionados con la vestimenta de sus hijos”. Al mismo tiempo, estiman, “se pretende proyectar una imagen de prestigio en la escuela pública”.

El departamento ha tenido en cuenta además “informes que acreditan que los uniformes favorecen una mejor integración de todo el alumnado eliminando las diferencias debidas a la vestimenta y por tanto, puede ayudar a resolver o atenuar problemas relacionados con la convivencia escolar”.

La medida, según fuentes de la conselleria, “posee un impacto social inmediato que fomentará una cultura del consumo más responsable evitando las rivalidades y envidias que provoca el uso de la ropa de marca” y se ha considerado que puede facilitar la integración del colectivo inmigrante.

Esta medida, contemplada en el Decreto de Derechos y Deberes, “pretende evitar los conflictos entre padres e hijos con relación a la ropa que usan a diario los escolares. Al mismo tiempo, erradicará indumentarias inadecuadas o inapropiadas entre los escolares”.

Este proyecto piloto se va a implantar en 11 colegios de la Comunitat Valenciana de forma experimental. La adopción del uniforme ha sido una decisión tomada por los consejos escolares de manera independiente “y no se ha impuesto nada”. Según la Generalitat, son los consejos escolares integrados por profesorado, padres y alumnos quienes han votado a favor de la utilización del uniforme a partir del próximo curso.

Los 11 centros son, en Alicante: CEIP Gran Alacant (Santa Pola), CEIP Habaneras (Torrevieja) y CEIP Costa Blanca (Alicante). En Castellón: CEIP Andrés Vilarroya (Castellón) y CEIP Sanchis Yago (Castellón) y en Valencia: CEIP Sant Miquel (Lliria), CEIP San Vicente Ferrer (Lliria), CEIP Artista Fallero (Valencia), CEIP Marqués del Turia (Valencia) y dos centros CAES que faltan por confirmar.

La Comunitat Valenciana acoge esta idea de otros proyectos similares llevados a cabo en otras comunidades autónomas. La Comunidad de Madrid, por ejemplo, apoya la autonomía de los consejos escolares para emprender esta iniciativa y de hecho, 30 colegios lo tienen implantado. En Castilla-León, Asturias y La Rioja también están estudiando implantar proyectos similares en las escuelas públicas, informaron las mismas fuentes.

La directora general de Evaluación, Innovación y Calidad Educativa y de la Formación Profesional, Auxiliadora Hernández, afirmó que éste “es un debate que está abierto en otros países y otras comunidades autónomas y esta conselleria no quiere dejar pasar algo que los estudios nos están diciendo que es positivo”.

A su juicio, la experiencia es positiva porque “creemos que cualquier propuesta que eleve el rendimiento escolar de los alumnos, que incremente la valoración de la actividad docente y que consolide el prestigio social de la institución es bueno”.

La iniciativa parte de la conselleria de educación, pero son los consejos escolares quienes deciden participar o no en este proyecto, que es “experimental y piloto” y “absolutamente voluntario por parte de los centros”.

Inmigración convoca el concurso de fotografía Objetivo Abierto – Solidaria 2008

LOS PARTICIPANTES PODRÁN GANAR HASTA 3.000 EUROS EN ESTE CERTAMEN

La Conselleria de Inmigración y Ciudadanía ha convocado la sexta edición del concurso internacional de fotografía de cooperación al desarrollo ´Objetivo Abierto – Solidaria 2008´. Este proyecto pretende concienciar e “implicar” a las personas de la Comunitat Valenciana en las acciones de cooperación con los países empobrecidos. A través de dos modalidades, una para fotógrafos profesionales o de prensa, y otra para ciudadanos aficionados, aquellos que presenten sus obras antes del 30 de junio de 2008, tendrán la oportunidad de ganar hasta 3.000 euros.

Las imágenes, que han de haber sido tomadas durante el año 2007, “deben propiciar el conocimiento objetivo de las realidades de los países del Sur y mostrar absoluto respeto por la dignidad de las personas y de los pueblos”. Se trata de “destacar valores como la justicia, la solidaridad y la responsabilidad, e intentar mostrar el papel de la mujer como protagonista del desarrollo en los países estructuralmente empobrecidos”, según establecen las bases del concurso en el Diari Oficial de la Comunitat Valenciana (DOCV).

Así, los trabajos presentados “evitarán mensajes e imágenes catastrofistas, idílicas, generalizadas y discriminatorias, que expresen superioridad de unos países sobre otros, o que muestren a personas como objetos de compasión y no como socios en el trabajo conjunto de desarrollo”.

El concurso, enmarcado dentro del Plan director de Cooperación Valenciana 2008-2011, quiere propiciar una información y difusión correcta de la realidad de los países estructuralmente empobrecidos, así como “generar una actitud de respeto, tolerancia y sensibilización a través de imágenes”, apunta la Conselleria en su convocatoria.

Para la modalidad profesional, los fotógrafos profesionales y de prensa mayores de edad de cualquier nacionalidad podrán presentar en un máximo tres fotografías, de forma independiente o como parte de un portafolio pero todas ellas han de tratar sobre la misma temática.

Por su parte, la modalidad ciudadana dirigida a todos aquellos aficionados a la fotografía mayores de edad, de cualquier nacionalidad que tengan su residencia en la Comunitat, sólo admitirá una única fotografía por cada autor o autora.

Las obras han de ser “originales e inéditas”, en blanco y negro o en color, con técnica libre, siempre que no se trate de reproducciones, puntualizan las bases del concurso. Montadas en ´passe par tout´ o en cualquier otro soporte rígido con unas dimensiones que oscilarán entre un mínimo de 30 centímetros y un máximo de 75 centímetros por cada lado, indiferentemente en posición vertical u horizontal, habrán de acompañarse de un CD-Rom, un DVD u otro soporte electrónico con las fotografías en formato digital y de alta resolución preferentemente en formato jpg, tif, o bmp.

Tomadas a lo largo del año pasado, estas imágenes no pueden haber obtenido ningún premio antes de su presentación a este concurso. Además, no podrán participar personas premiadas en la edición inmediatamente anterior a ésta, puntualizaron.

El jurado, -formado por un representante de la Agencia Efe, otro de las ONGD de la Comunitat y dos fotógrafos profesionales, junto a un técnico de la Dirección General de de Cooperación al Desarrollo y Solidaridad que tendrá voz pero no voto-, premiará las obras con “mejor nivel de percepción visual y creativa” que supongan una “reflexión sobre la vida, costumbres y problemas de los países desfavorecidos”, generen una actitud de respeto y tolerancia hacia otras culturas y adopten una postura “comprometida y crítica”.

En estas condiciones, la categoría profesional optará a un primer premio que además del diploma correspondiente, está dotado de 3.000 euros netos, una vez deducidos impuestos o retenciones; mientras el segundo premio será de 2.000 euros, y el tercero de 1.000 euros. Para la modalidad ciudadana, hay un único premio que consta de un de un diploma acreditativo y una cantidad líquida de 1.500 euros.

Todos los participantes del concurso se obligan a ceder a la Generalitat todos los derechos de explotación de los trabajos fotográficos en régimen de no exclusividad, de modo que la Administración podrá reproducir, distribuir o publicar total o parcialmente las fotografías, sin necesidad de autorización expresa por parte de sus autores.

No obstante, los autores serán responsables del contenido de los trabajos presentados, así como de las reclamaciones que se puedan formular por derechos de imagen.

La documentación necesaria para concursar, detallada en el DOCV 5735, habrá de presentarse en la Dirección General de Cooperación al Desarrollo y Solidaridad, situada en la Plaza San Nicolás, número 2, de Valencia.