El Corte Inglés admite la situación económica difícil obliga “a pelear”

El director Provincial de El Corte Inglés en la Comunitat Valenciana, Marino Fernández, admitió que la “difícil” situación económica está obligando a la empresa a “pelear” contra el sector de la distribución, que cada vez está “mejor preparado”. La compañía ha establecido su cuarto gran almacén en la ciudad de Valencia en un renovado Centro Comercial Ademuz que, a partir de ahora, como hecho distintivo respecto a los centros de Pintor Sorolla-Colón, Nuevo Centro y Avenida de Francia, aglutinará toda la oferta de productos y servicios de El Corte Inglés y de Hipercor, principal enseña de este establecimiento desde su inauguración hace 13 años.

Con esta remodelación, la compañía busca “adaptarse a la nueva realidad” de la ciudad y a “los cambios que ha experimentado su entorno a velocidad de vértigo en los últimos años”, hasta convertirse en un enclave en el que “conviven la tradición de Campanar, un pueblo en medio de la gran ciudad, con la modernidad de la avenida de las Cortes Valencianes”, con algunos emblemáticos edificios cercanos como el Palacio de Congresos o Feria Valencia, según resaltó el director del centro, Juan Sabater.

Sabater se pronunció en estos términos durante la presentación de este cuarto gran almacén de El Corte Inglés en la capital valenciana, rueda de prensa en la que compareció junto al director de Comunicación y Relaciones Externas del grupo, Diego Copado, y el director regional de El Corte Inglés en la Comunitat Valenciana, Marino Fernández-Bravo, y donde resaltó el “esfuerzo tremendo” realizado para mejorar la “comodidad y accesibilidad” de este establecimiento.

El nuevo Centro Comercial Ademuz, tras un completo proceso de renovación y modernización de sus instalaciones, presenta una superficie comercial de 42.000 metros cuadrados distribuidos en seis plantas, cuatro pertenecientes a El Corte Inglés que ocupan 30.000 metros cuadrados, y los dos niveles inferiores -planta baja y semisótano- a Hipercor, en régimen de autoservicio.

Este gran almacén, que cuenta con una plantilla de 800 trabajadores, tiene un público de influencia de 800.000 personas dada la “muy positiva” evolución de su entorno y de las vías de comunicación y de acceso al mismo, resaltó Sabater, quien indicó que “mantiene intactos sus accesos peatonales y en coche”, con un total de 1.100 plazas de aparcamiento gratuito, que también se están remodelando íntegramente e incorporando distintas mejoras.

El centro fue rediseñado según las “últimas tendencias en arquitectura interior” y con las tecnologías más punteras en materia medioambiental, de seguridad y regulación acústica, todo ello con el objetivo de “vender más y mejor”, apuntó Copado, quien recordó que los pilares fundamentales del modelo de El Corte Inglés, dentro de su filosofía de satisfacer al cliente, son “calidad máxima, servicio, surtido, especialización, y garantía de calidad y servicio”.

Futuro Bricor en la CV-35

Por su parte, Marino Fernández-Bravo destacó la “decidida apuesta” del grupo empresarial de El Corte Inglés por la Comunitat Valenciana, donde posee un total de 57 establecimientos, con siete grandes almacenes, dos centros Hipercor, once tiendas Supercor, ocho establecimientos de Sphera, 29 centros Opencor y 57 oficinas comerciales.

Fernández-Bravo valoró en este sentido las importantes inversiones realizadas para remodelar la Pirámide Musical de Nuevo Centro o el Centro Comercial Ademuz, y avanzó que la próxima gran apertura en la Comunitat, aunque “no inmediata” dado que aún “ni siquiera han comenzado las obras”, corresponderá a un centro Bricor que se ubicará “dentro de un centro comercial donde van más medianas superficies de este tipo, y que estará por la carretera de Ademuz”, la CV-35.

Por otro lado, preguntado por las dificultades económicas del contexto actual y su posible efecto en las ventas de la compañía, emplazó a la publicación de resultados al final del ejercicio y recalcó que “queda lo mejor del ejercicio, la campaña de navidad y las rebajas de enero”.

Conseguir los mejores resultados

Reconoció que “hay que pelear, porque efectivamente la situación no es fácil”, aunque defendió que El Corte Inglés sigue “demostrando” su apuesta “por la calidad de servicio y por el surtido”. “Estamos tratando de ser competitivos y conseguir los mejores resultados”, sentenció Fernández-Bravo.

En la misma línea, subrayó que el “secreto” de El Corte Inglés y de “cualquier empresa de distribución que realmente quiera destacar”, incluso en momentos de crisis, consiste en “tener el surtido más completo posible y dando el mejor servicio posible”, al tiempo que hizo hincapié en la apuesta del grupo por la “calidad” y por la “expansión”.

Agregó que si bien es cierto la compañía “no” está “por encima de la situación económica”, El Corte Inglés tiene “unos proyectos de expansión, y que habrá épocas quizá mejores y otras peores, pero nosotros -dijo- vamos cumpliendo, porque creemos realmente en la realidad económica, en este caso, de la sociedad valenciana”, concluyó.