Educación permite impartir Ciudadanía en castellano o valenciano

LA PLATAFORMA ESTUDIA DESCONVOCAR LA HUELGA ANTE LA MORATORIA PARA LA ASIGNATURA Y EL GOBIERNO CELEBRA LA DECISIÓN DEL CONSELL

La Plataforma per l´Ensenyament Públic ha aplazado la huelga prevista para el miércoles tras recibir un documento de la Conselleria en el que se recoge un calendario de negociación para cada una de las reivindicaciones y confirma la moratoria de Ciudadanía. Esta medida permitirá que los docentes elijan el idioma de impartición. En el caso de que ambas partes alcanzaran un acuerdo, la medida se aplicaría a partir del próximo mes de enero. Este lunes el conseller del ramo, Alejandro Font de Mora, mantiene una serie de reuniones con padres, profesores y alumnos para abordar la implantación de un modelo plurilingüe en el sistema educativo valenciano y ahondar las reivindicaciones de estos colectivos. Por su parte, el Gobierno mostró su “alegría” por que la Comunitat se sume a la “normalidad” del resto de regiones.

La Conselleria de Educación ha elaborado una nueva circular sobre orientaciones metodológicas para impartir la asignatura de Educación para la Ciudadanía (EpC) en la Comunitat en la que se propone que sea el profesor titular de la asignatura el que decida impartir la materia, durante este curso, en inglés, en castellano o valenciano. De esta manera, la Generalitat hace efectiva la propuesta de moratoria anunciada y permitirá que los docentes elijan el idioma de impartición para asegurar la “correcta implantación” de EpC en inglés.

El documento -que se ha hecho llegar a la Plataforma en defensa de l´ensenyament, impulsora de la huelga de enseñanza del 17 de diciembre, y que se tratará en las tres mesas que el conseller de Educación, Alejandro Font de Mora, mantiene con padres, alumnos y sindicatos- insiste en que corresponde al profesor titular -de Geografía e Historia o Filosofía- trasladar y dar a conocer la programación al docente de inglés para que éste la “vehicule” en el aula en dicha lengua extranjera.

Sin embargo, admite que “en aquellos centros donde la presencia simultánea del profesor titular de EpC y el profesor del departamento de inglés necesitara de una moratoria temporal para la correcta implantación de la EpC en inglés, el profesor titular solicitará al director del centro la moratoria de la presencia simultánea de dos profesores en el aula”, detalla el texto.

De este modo, el director del centro “informará a la Dirección Territorial correspondiente de la decisión y asignará las horas del profesor de inglés para EpC a refuerzo de la expresión oral del inglés a los alumnos de segundo de ESO en grupos de conversación”.

Esta moratoria temporal o posibilidad de elección de la lengua podría afectar hasta un máximo del 47 por ciento de los 557 centros de la Comunitat Valenciana, que son los institutos públicos donde se estaba utilizando a dos docentes para dar Ciudadanía, ya que hay centros en los que ya únicamente está impartiendo clase un profesor y en la red concertada se mantiene que no hay problemas para su impartición en inglés, apuntaron fuentes de la Conselleria de Educación.

La circular presentada por Conselleria dice que la coordinación entre los profesores encargados de la asignatura es “un principio básico de la tarea docente y no supone en modo alguno delegar las competencias de cada uno de ellos ni desligarse de las mismas”.

Metodología

Acerca de la metodología, destaca que ha de ser “motivadora y flexible” y recuerda que “un modelo de educación plurilingüe ha de tener en cuenta que en las áreas no lingüísticas, como es el caso de EpC, además de enseñar los contenidos de la materia, también se enseña lengua”.

Por tanto, contempla que los criterios pasan por “aumentar la competencia lingüística del alumnado por medio de actividades que desarrollen su capacidad de entender y hacerse entender por medio de mensajes orales y escritos” y realizar un “trabajo flexible tanto individual como en grupo”.

Huelga aplazada

Por su parte, la Plataforma en defensa de l´ensenyament públic dedició “aplazar” la huelga en el sector de la enseñanza convocada para el 17 de diciembre.

Así lo anunció la portavoz de la Plataforma y presidenta de la Federación de asociaciones de madres y padres de alumnos de al provincia de Valencia (Fapa-València), Gemma Piqué, quien valoró el “primer paso” y “cambio de lenguaje” que se ha producido en la Conselleria de Educación desde el principio del “conflicto”.

Calendario de negociación

Además, el Consell ha remitido a la Plataforma un calendario de negociación en el que se detallan los 13 puntos del manifiesto reivindicativo del colectivo y se les asigna una fecha y organismo para tratarlo

En cuanto al primero de ellos -referente a la “inmediata constitución de una red pública de 0 a 3 años”- se dice que se llevará la planificación del curso 2009-2010 a la próxima reunión del Pavace, mientras que las últimas reuniones se prevén para finales de abril para abordar la catalogación lingüística de los puestos de Secundaria y las necesidades de plantillas.

Estas propuestas -junto a la reunión con la plataforma que mantuvo la secretaria autonómica de Educación, Concha Gómez, “en nombre del presidente Francisco Camps”, apuntaron- han hecho que “entremos en un proceso de negociación que durará lo que haga falta”, dijo Piqué.

Exigencias

En este sentido, la portavoz avanzó que entre las exigencias que presentarán los miembros de la Plataforma al conseller de Educación figura que se “explicite” más la moratoria de EpC y que “sean los centros los que, en uso de su autonomía, puedan impartir la asignatura en castellano o valenciano”.

El colectivo reconoció que su objetivo es la retirada de la orden de EpC en inglés pero aseguró entender que la norma está ´sub iudice´ y no puede ser anulada al haberse presentado varios recursos ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat (TSJCV).

Acortar los plazos

Asimismo, plantearán la necesidad de acortar los plazos de negociación de los puntos del manifiesto “porque no podemos estar esperando una respuesta hasta el mes de abril”.

Gemma Piqué manifestó que si se llega a un consenso la Plataforma “sólo aplazará las movilizaciones a enero, febrero o marzo porque estamos en pie de guerra y no vamos a acabar hasta que haya un cambio de política educativa en el sistema público del País Valenciano”, aseveró.

Normalidad

Por su parte, el Ministerio de Educación se “alegra” y “celebra” la propuesta tomada por el Consell. Según fuentes del ministerio, con la nueva normativa la asignatura será “para todos los alumnos”, por lo que “todos podrán tener un desarrollo normal de esta asignatura también en la Comunitat”.

Por ello, desde el Ministerio manifestaron su”alegría” porque “la Comunitat se sume a la normalidad que ha habido todo este tiempo en el resto de comunidades autónomas”. En este sentido, las mismas fuentes indicaron que desde que se imparte esta materia, se ha desarrollado “con perfecta normalidad y gran aprovechamiento”.

Asimismo, ha habido un total de 600.000 alumnos que han cursado la asignatura, desde que se inició su aplicación hasta este curso. Además, destacaron que les “consta” que dichos alumnos “la han tomado con interés” y la han cursado con “curiosidad”.