El Bachillerato mantiene religión y suma una materia de ciencia y medio ambiente

LA ASIGNATURA TENDRÁ DOS HORAS SEMANALES, SE IMPARTIRÁ EN VALENCIANO O CASTELLANO Y EL CONSELL RECALCA QUE NO TIENE NADA QUE VER CON EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANÍA

La Conselleria de Educación incorporará al nuevo Bachillerato una asignatura que abordará materias como la ciencia, la tecnología y el medio ambiente. Los profesores la impartirán desde el próximo curso, en valenciano o castellano, y recibirá el nombre de ´Ciencias para el mundo contemporáneo´. En el temario se estudiarán conceptos que estimulen las actitudes hacia el conocimiento, la investigación y la formación sobre el cambio climático. El nuevo Bachillerato mantendrá además la asignatura de religión. Según el vicepresidente de la Generalitat, Vicente Rambla, la materia no tiene nada que ver con Educación para la Ciudadanía.

La nueva asignatura será común para todo el alumnado y según subrayó Rambla no supone una réplica a la materia sobre Ciudadanía que el Gobierno implantó la legislatura pasada. Ahora, esta última sigue en el Constitucional porque se impartirá en inglés y por la doble opción -se puede aprobar con un trabajo- que estableció la Conselleria de Educación.

El inglés no estará presente en la nueva asignatura. ´Ciencias para el mundo contemporáneo´ se dará en valenciano o castellano, según la opción escogida por el alumno. Según la Generalitat la nueva disciplina educativa surge del convencimiento de que los ciudadanos del S. XXI, “tienen el derecho y el deber de poseer una información científica que les permita actuar como personas autónomas, críticas y responsables”.

Las previsiones son que la materia tenga un enfoque funcional. “No se limitará a proporcionar respuestas, sino que además ha de aportar medios de búsqueda y selección de la información, de distinción entre información relevante e irrelevante”, asegurán desde el Consell.

Temario

La asignatura abordará cuestiones tales como la sostenibilidad del planeta, las tecnologías de la información y la comunicación, el origen del universo, los riesgos naturales, los avances de la genética, etc. Cabe recordar que en la materia de Ciudadanía impulsada por el Ministerio de Educación asuntos como el cambio climático también serán impartidos.

No obstante, Rambla quiso trasladar que lo que aprenderán los alumnos del Bichillerato valenciano, está más relacionado con las actitudes cientificas y el conocimiento del medio ambiente. “Se trata de ofrecer a los estudiantes la posibilidad de aprender a aprender, a la vez que se adquieren actitudes de curiosidad, tolerancia y motivación de las afirmaciones o refutaciones”, recalcó.

´Ciencias para el mundo contemporáneo´, al unirse a las ya existentes, supone un incremento del horario lectivo. Se estudiará durante dos horas semanales y se impartirá desde el curso 2008/2009.

Modalidades de Bachillerato

Por otra parte, el Consell aprobó en el mismo marco el decreto que establece el currículum del Bachillerato en la Comunitat y que se aplicará en todos los centros públicos y privados. Se reduce a tres las modalidades del Bachillerato que se podrán elegir: Artes, Ciencias y Tecnología, Humanidades y Ciencias Sociales. Asimismo, organiza la modalidad de ARTE en dos vías: Artes Plásticas, Diseño e Imagen y Artes Escénicas, Música y Danza. Antes eran cuatro.

De otro lado, el alumno podrá sustituir una materia optativa por otra, vinculada específicamente a la futura selectividad y a los estudios superiores que pretenda cursar.

Cursos repetidos

Además, quienes no promocionen a 2º de Bachillerato y tengan evaluación negativa en 3 ó 4 materias, podrán repetir el curso en su totalidad o ampliar la matrícula con dos o tres materias de segundo.

Para ello, el alumnado menor de edad deberá contar con la autorización de sus padres o tutores legales. Incluso, el decreto aprobado por el Gobierno valenciano permite que los alumnos que están en condiciones de promocionar a 2º puedan optar por repetir el curso en su totalidad, renunciando a las materias aprobadas.

También establece que los alumnos que, al terminar 2º de Bachillerato, tengan evaluación negativa en algunas materias, puedan matricularse de ellas sin necesidad de cursar de nuevo las materias aprobadas.

Se permitirá el cambio de modalidad elegida, pues se tiene en cuenta la edad en que se produce la elección, entre los 16 y los 18 años, así como la posibilidad de equivocarse en la misma.