Los valencianos no creen en la Ley de Economía Sostenible

La encuesta del Consell revela un absoluto desconocimiento e interés por la Conferencia de Presidentes.

Uno de cada dos habitantes de la Comunitat Valenciana piensa que la Ley de la Economía Sostenible del Gobierno central es fruto de la “improvisación” del Ejecutivo, presidido por José Luis Rodríguez Zapatero, para “no afrontar medidas reales” contra la crisis, según se desprende de una encuesta de la Generalitat valenciana.

La portavoz del Consell y consellera de Justicia y Administraciones Públicas, Paula Sánchez de León, dio a conocer este domingo los datos de esta consulta realizada entre el 1 y el 5 de diciembre entre 967 valencianos y que, a su juicio, “demuestra lo alejado que está el Gobierno central de lo que demandan los ciudadanos”.

Así, un 78,7 por ciento de los entrevistados, no sabe o cree que la situación de la economía no se va a solucionar con la Ley de Economía Sostenible. En concreto, entre los votantes del PP piensan de esta manera nueve de cada diez personas, y la cifra se reduce hasta el 40 por ciento en el caso de los votantes del PSOE.

Asimismo, los ciudadanos consideran más relevantes que esta norma otros temas, algo que, según la consellera, revela que “la valoración de la economía sostenible como tema esencial alcanza valores insignificantes en relación con los grandes asuntos de estado que preocupan a los ciudadanos”.

En concreto, los ciudadanos de la Comunitat consideran más importantes que la ley de Economía Sostenible, las medidas de apoyo a la agricultura y la ganadería (81,9%), medidas concretas de apoyo a autónomos y pymes (80,3), una política de inmigración “clara y ordenada” (75,8%), la financiación autonómica “justa” para todos las autonomías (74,6%) y una política de agua “solidaria” (72,5%).

Así, Sánchez de León subrayó que la intervención del presidente de la Generalitat valenciana en la Conferencia de Presidentes que se celebra mañana girará “sobre estos ejes”. El jefe del Consell “acudirá con lealtad y respeto a la conferencia, pero con firmeza en la defensa de las necesidades de los valencianos”, agregó la portavoz.

En este sentido, el sondeo de la Generalitat también aborda esta cumbre de presidentes autonómicos y desvela que el 60,4 por ciento de los valencianos no sabe que va a tener lugar este encuentro. Asimismo, de los que sí tienen constancia de la celebración de la conferencia, un 97,7 por ciento desconoce la fecha y ocho de cada diez no sabe qué temas se van a tratar, con lo que el “interés de este foro es insignificante”, consideró la consellera.

A su juicio, este foro “pierde la ocasión de ser un instrumento de coordinación y cooperación entre el estado y comunidades autónomas” y pasa a ser “una foto para Zapatero, pero muy poco eficaz para dar respuestas a los ciudadanos”.

Sánchez de León lamentó que, “a tenor del orden del día, difícilmente se van a poder dar soluciones concretas y eficaces”. En este sentido, precisó que los puntos que se abordarán son las actuaciones en relación a la Presidencia española de la Unión Europea, las estrategias para la economía sostenible, las políticas activas de empleo, y las políticas contra la violencia de género.

“En última instancia, como consecuencia de la presión ejercida por Camps se incluyó un punto sobre agricultura ganadería y agua, que es en el único donde se van a plantear políticas concretas y las medidas que reclama el sector agroalimentario”, recalcó la portavoz del Consell, quien recordó que este sector es “clave” para la Comunitat, ya que emplea a 400.000 personas, el 14 por ciento del total; aporta el 10 por ciento del PIB, 10.000 millones de euros; y es esencial para la sostenibilidad medioambiental del territorio.

“Estrategia de cosmética”

En cuento al resto de puntos con contenido económico, Sánchez de León censuró que se trata de “una estrategia de cosmética de Zapatero, muy imaginativa, pero carente de contenidos nutritivos ni medidas realistas y firmes para abordar la grave situación económica”.

Así, en relación al empleo, “la única solución que se aporta es la creación de una comisión de trabajo” y por lo que se refiere a la Economía Sostenible, “lo único que pretende es dar cobertura al último invento legislativo de Zapatero”, que calificó como “un catálogo de medidas sin un anclaje claro en la realidad”.

Por lo que se refiere a la financiación autonómica, Sánchez de León manifestó que los ciudadanos “tienen clara la necesidad de un modelo claro transparente y con cifras públicas de financiación”. De este modo, un 88,6 por ciento de los encuestados cree que los presidentes de las comunidades autónomas deberían ponerse de acuerdo para hacer públicas las cuentas de la financiación, y de esa cifra, el 93,8 por cientos son votantes del PP, y el 83 por ciento del PSOE.

Además, la portavoz del Consell subrayó que los habitantes de la Comunitat consideran que Camps “debe exigir el reconocimiento del incremento en un millón de habitantes” en la región, en un porcentaje del 83,7 por ciento, que se divide entre el 97,4 por ciento de los votantes ´populares´ y un 68,5 de los socialistas.
En este sentido, la “mayoría de ciudadanos son críticos con la financiación autonómica”, y un 55,2 por ciento opina que no aportará suficientes recursos ni a la sanidad, ni a la educación ni al resto de servicios básicos.