Cerca de 150 personas asisten a la Escuela de Padres itinerante

Un total de 146 personas han asistido de forma voluntaria a la Escuela de Padres itinerante para situaciones de crisis tras la separación, informaron fuentes de la Generalitat.

Así, el 20 por ciento de los usuarios de los Puntos de Encuentro Familiar (PEF) de la Generalitat ha asistido por voluntad propia a la Escuela de Padres desde la puesta en marcha de este recurso en abril de 2008 hasta la fecha, una cifra que la consellera de Justicia y Administraciones Públicas, Paula Sánchez de León, considera “muy adecuada”, dado que se trata de un recurso de asistencia voluntaria “no fácil de introducir en ambientes familiares conflictivos”.

Dos de los 146 asistentes procedían de Servicios Sociales, uno fue derivado desde un Centro Mujer 24 Horas y el resto eran usuarios de los PEF. En 25 casos asistieron a la escuela ambos progenitores, lo cual es “muy importante”, en palabras de la consellera, “ya que les ayuda a mejorar tanto su relación como la relación con los menores”.

La Escuela de Padres ofrece “una orientación educativa que permite retomar unas relaciones de convivencia normalizadas”, como explica la consellera. El programa va dirigido fundamentalmente a los padres, “pero tiene muy en cuenta también al resto de familiares, con especial atención a las nuevas parejas”, añade Sánchez de León.

En este año de funcionamiento han sido los padres básicamente los asistentes, aunque también han participado tres abuelos de menores afectados por la separación. La participación de los custodios ha sido del 52 por ciento, frente al 48 por ciento de los titulares de las visitas. “Por tanto, se puede concluir que tanto aquellos que ostentan la guardia y custodia como los que disfrutan del derecho de visitas se han involucrado en el programa”, subraya Sánchez de León.

Se trata de un recurso asistencial itinerante que a lo largo del año que lleva en funcionamiento ha ido recorriendo los PEF de la Comunitat (hasta el momento 12 de los 16 existentes), con el objetivo de “fomentar una comunicación positiva entre los progenitores y el menor, prevenir las conductas inadaptadas, evitar las constantes renuncias entre las partes al no poder llegar a acuerdos y enfatizar la importancia de la coparentalidad para beneficiar el desarrollo del menor”, señala la consellera.

Tras este primer año de rodaje, la titular de Justicia subraya el hecho de que los participantes manifiesten conocerse mejor como padres y recuerda que 48 de los asistentes estaban afectados por una orden de protección (el 32,8 por ciento).

Después de asistir a las clases itinerantes, 11 asistentes manifiestan haber mejorado su relación con el otro progenitor, otros cuatro han llegado a acuerdos que afectaban a la ampliación de las visitas, en un caso se ha pasado de la modalidad de visita tutelada al intercambio y en un caso se ha salido de la escuela cumpliendo el régimen de visitas de forma autónoma y normalizada.

Sesiones prácticas

El curso, consistente en cuatro sesiones prácticas impartidas por técnicos especializados en resolución de conflictos de pareja, ofrece una guía de buenas prácticas para facilitar la relación entre padres e hijos tras la separación. Desde abril de 2008, la escuela itinerante ha pasado por los PEF de Castellón, Sant Vicent del Raspeig, Massamagrell, Torrent, Paterna, Elche, Alcoi, Gandia, Alzira, Elda y Requena, y está previsto que continúe su recorrido por Manises, Benissa y Vinaroz.

La mayor participación se registró en Elche, con 30 asistentes, seguido de Sant Vicent del Raspeig, con 19, y Mislata, con 14.