FGV instalará en seis apeaderos de la Línea 1 de metro los puntos de cruce

Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) ha elegido seis apeaderos de la Línea 1 de Metrovalencia (Llíria/Bétera-Villanueva de Castellón) para instalar los puntos de cruce que permitirán en un futuro mejorar las frecuencias de paso de las unidades de metro en los distintos trazados de este recorrido, según informaron fuentes de la compañía.

Estos seis apeadores son los de Psiquiàtric, en la localidad de Bétera; Omet y Espioca, en el término municipal de Picassent; Ausiàs March, en Carlet; Massalavés, en esta misma población, y Pobla de Vallbona, en la parada ubicada en esta localidad.

La instalación de los puntos de cruce, un proyecto incluido en el Plan de Actuación de la Línea 1 de Metrovalencia, se llevará a cabo en tramos de vía única y con ella se pretende mejorar las frecuencias de paso de trenes, al reducir el tiempo de espera en las estaciones y los apeaderos, explicaron las mismas fuentes.

La instalación de los puntos de cruce permitirá comunicar la ciudad de Valencia y las distintas poblaciones de su área metropolitana cada quince minutos en hora punta. Los andenes proyectados serán de 85 metros de longitud y de tres metros de anchura, que se podrán reducir excepcionalmente a 2,5 metros, según indicaron las mismas fuentes.

Igualmente, destacaron que todos ellos estarán iluminados y que su construcción cumplirá todas las normas de accesibilidad estatales, autonómicas y locales. La decisión de instalar los puntos de cruce, comentaron, se ha adoptado después de que se hayan adjudicado los trabajos de consultoría y asistencia técnica consistentes en la redacción del proyecto constructivo de dichas infraestructuras por un importe de 87.130 euros, IVA no incluido.

La construcción de puntos de cruce es una medida complementaria del Plan de Actuación de Línea 1 de Metrovalencia que, con una inversión de 413 millones de euros y un horizonte fijado en 2010, tiene como finalidad “la notable mejora” de este trazado en diversos aspectos, según las mismas fuentes.

Dentro de estos objetivos, destacaron, la disminución de frecuencias para reducir el tiempo de espera entre tren y tren “es uno de los más importantes”, por lo que FGV ha decidido acometer estas obras ante la imposibilidad de disponer de doble tramo de vía en todo el recorrido de la línea.

Desde FGV señalaron que desde el pasado 7 de enero se ha mejorado la frecuencia de paso entre la localidad de L´Eliana y Valencia en la hora punta de la mañana para que, entre las 6.55 y las 8.25 horas, el paso sea cada quince minutos. La compañía manifestó que este tipo de mejoras en el servicio de Metrovalencia son posibles, tanto por la instalación de puntos de cruce como por la incorporación del nuevo material móvil y la renovación de vías realizada en todo el recorrido de la Línea 1.

Además de las frecuencias, el Plan de Actuación de Línea 1 ejecutará a lo largo de este año el proyecto de modernización de las estaciones en superficie, que permitirá actuar sobre 24 estaciones y 19 apeaderos para mejorar sus condiciones de accesibilidad, confortabilidad, señalización e integración urbana por medio de una inversión que supera los 20 millones de euros.

Por otro lado, el Plan de Actuación contempla el desarrollo del programa de accesibilidad que ejecutan en la actualidad la Conselleria de Infraestructuras y Transporte y FGV en las estaciones de Patraix, Jesús y Plaza España, además de la de Hospital, pendiente del inicio de las obras. Este plan incluye las estaciones de metro de Túria y Beniferri, abiertas al público el pasado mes de marzo.

Una vez ejecutado, el programa de accesibilidad, que cuenta con una inversión de 9 millones de euros, hará que la red de Metrovalencia sea accesible al cien por cien, resaltaron las mismas fuentes. En la actualidad, afirmaron, lo es en un 96 por ciento.

Material móvil

Por lo que respecta al material móvil de FGV, desde la compañía indicaron que el pasado mes de febrero comenzó la retirada de la circulación de las antiguas unidades UTA, que están siendo sustituidas por las 4.300, el modelo más moderno de Vossloh que ya está en servicio en las líneas 3 y 5 y en la Línea 1.

Asimismo, apuntaron que en paralelo a todas estas actuaciones, Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana ha iniciado la tramitación de la certificación de la Norma de Calidad Europea UNE-EN 13816 sobre transporte público para la Línea 1. Para ello, la compañía está desarrollando los trabajos previos y las comprobaciones necesarias, además de elaborar la extensa documentación pertinente. Se espera que, a lo largo de 2009, la citada certificación pueda ser concedida por Aenor.

Esta norma de calidad dirigida al transporte público de pasajeros, que permite determinar las condiciones en las que se presta este servicio al viajero, ha sido ya entregada en las líneas 3, 4, 5 y 6 de Metrovalencia y en las líneas 1, 3 y 4 del TRAM de Alicante, por lo que, cuando se obtenga para la 1, todas las líneas electrificadas de FGV contarán con tal consideración, destacaron las mismas fuentes.