Turismo contrató a Orange Market para Fitur pese a presentar la oferta más cara

CAMPS DESTACA LA “TRANSPARENCIA” DE LA GENERALITAT ANTE LA INVESTIGACIÓN DE GARZÓN; LA CONSELLERA NO PONDRÍA “PROBLEMA” A UNA COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN EN LES CORTS; EN MADRID COMIENZAN LAS DIMISIONES

La oferta de Orange Market -empresa vinculada al PP e investigada por el juez Baltasar Garzón- para la adjudicación del stand de la Comunitat en Fitur 2009 era la más cara de las seis propuestas. Así, lo reconoció la consellera de Turismo, Angélica Such, al aportar datos de todas las compañías que se presentaron al concurso. Such, que puso el acento en la “honorabilidad” de su departamento y de la Generalitat, afirmó que la propuesta de la empresa que dirige Álvaro Pérez era la mejor opción técnica y recordó que el presupuesto para el stand descendió respecto a años anteriores. Asimismo, anunció que las relaciones contractuales con la empresa quedan paralizadas hasta que se esclarezca la investigación judicial. A su vez, se mostró abierta a la posibilidad de que haya una comisión de investigación si lo solicita la oposición. Por su parte, el jefe del Consell, Francisco Camps, defendió “el trabajo transparente” de la Generalitat. Mientras, en Madrid han comenzado las dimisiones.

La polémica suscitada a partir de la investigación iniciada por Garzón y la Fiscalía Anticorrupción en la que se ha visto implicada la empresa Orange Market, encargada de organizar distintos eventos del PP valenciano y la Generalitat, registró este lunes un nuevo capítulo. La consellera de Turismo compareció ante los medios para dar detalles de la adjudicación del stand valenciano en Fitur a la compañía investigada.

Angélica Such destacó que la propuesta de Orange Market se eligió por ser la mejor opción técnica y apuntó -pese a tratarse del proyecto más caro- que el presupuesto destinado a este fin por el Consell se redujo en esta edición. El contrato se adjudicó por 789.500 euros más IVA -por debajo del presupuesto de licitación, de 817.000 euros-.

El proyecto fue elegido, por cuarto año consecutivo, por delante de las otras cinco mercantiles que optaron al concurso con propuestas de 779.320 euros, 776.150 (dos de ellas), 713.500 y 706.400. Otra empresa se presentó fuera de plazo. La consellera explicó que Orange Market fue la única empresa que consiguió los 20 puntos de que constaba el concurso, en el que la oferta económica suponía el 50%, la creatividad el 30%, la creación de un elemento unificado el 15% y las mejoras un 5%. Además, apuntó que se escogió por su conexión y coherencia con la campaña ´Te doy todo´.

El importe del proyecto todavía no ha sido abonado, según la consellera. Asimismo, destacó que se trata de una de las 40 empresas adjudicatarias de la Conselleria.

La empresa se responsablizó del expositor en la oferta de la Comunidad en Fitur, la Feria Internacional de Turismo de Valencia (TCV), Expovacaciones en Bilbao, SITC en Barcelona e INTUR en Valladolid. Ahora, las ferias restantes quedan en el aire a la espera de conocer el resultado de las investigaciones, según explicó la consellera.

La compañía que cuenta con Álvaro Pérez como gerente, persona de confianza en el PPCV, fue la encargada de organizar el acto. La entidad registrada también llevó actos de la Volvo Ocean Race desde Alicante y otros actos del PP Valenciano. Respecto a su relación con Pérez, la consellera supuso contactos de su departamento con el empresario para preparar el stand de Fitur, pero negó conocer a Francisco Correa y Pablo Crespo, dos de los detenidos.

Such afirmó compartir la opinión de otros representantes del PP sobre lo que a su juicio es una campaña mediática contra el partido impulsada con la investigación y destacó la gran cantidad de información del sumario que ha visto la luz.

“No permitiré que se ponga bajo sospecha al turismo valenciano y a esta Conselleria. Voy a defender la honradez y honorabilidad de este Consell, que cuenta con un presidente caracterizado por su amor y dedicación a los valencianos”, señaló.

La titular de Turismo aseguró además estar abierta a una comisión de investigación si lo solicitara la oposición. Su comparecencia se esperaba como agua de mayo entre los partidos de la oposición. Éstos anunciaron que esperarían a conocer las explicaciones del Consell antes de adoptar una postura concreta respecto a la investigación y de solicitar una comisión de investigación. No obstante, el asunto llegará esta misma semana a Les Corts. El portavoz del grupo socialista, Ángel Luna, preguntará sobre el caso en la sesión de control de este jueves al presidente Francisco Camps.

Reacción del Consell

El presidente de la Generalitat destacó la “transparencia” del Consell y manifestó tener la “tranqulidad” de hacer bien las cosas. Además, Camps defendió la idea de pedir responsabilidad ante “un sumario que parece ser secreto”.

El vicepresidente primero del Consell también salió a la palestra para defender que la relación del Gobierno valenciano con Orange Market es “puramente testimonial”.

Asimismo, Rambla manifestó que el Consell pondrá a disposición de la justicia toda la información de que disponen. De hecho, el viernes funcionarios judiciales visitaron la sede de Turismo para reclamar el expediente de adjudicación del stand de Fitur.

“Nos sentimos como una víctima colateral de unas investigaciones que en otros sitios se están llevando a cabo”, apuntó en declaraciones a Radio Nacional de España.

Reacciones políticas

Las reacciones políticas sobre la investigación comenzaron este fin de semana. La primera dirigente popular de peso que habló sobre el asunto fue la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá. La primera edil de la capital valenciana instó a investigar a fondo los hechos y se desmarcó de la polémica, invitando a todos a investigar otros sucesos de presunto trato de favor por parte del PSOE sobre “empresas amigas”. Del mismo modo, Esteban González Pons tuvo palabras más duras dirigidas hacia el grupo socialista, al que acusó de usar la Fiscalía y la Policía para derrotar al PP.

Por su parte, el secretario general del PP valenciano, Ricardo Costa, cargó contra el PSOE por poner en funcionamiento a la Fiscalía y a la Policía contra el PP en la etapa pre-electoral gallega y para no hablar de los 3,5 millones de parados o de la crisis económica. En este sentido, el responsable popular pidió explicaciones al partido socialista “sobre sus cargos públicos detenidos por escándalos urbanísticos en municipios como San Fulgencio, Bigastro o Zarra”.

Asimismo, Costa se defendió de las críticas socialistas cargando contra el empadronamiento de la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, en la Comunitat para las elecciones así como del caso de Joan Ignasi Pla, ya dimitió como secretario general del PSPV debido a motivos “irregulares” que nadie ha explicado todavía.

Mientras el PSPV, a través de su secretario general, Jorge Alarte, pidió directamente a Francisco Camps que explique cuanto antes los vínculos del Consell con la empresa investigada, Compromís centró su indignación en la figura de la consellera de Turismo, a la vez que EUPV exigió que se rompan todos los acuerdos con la organización investigada.

Además, la empresa valenciana mantuvo reuniones con varios presentantes del Ayuntamiento de Paterna, para ofrecerle servicios, pero no se llegó a ningún acuerdo, según confirmaron fuentes municipales.

Detenciones

El juez de la Audiencia Nacional ha prorrogado -a petición de las dos representantes de la Fiscalía Anticorrupción, Myriam Segura y Concha Sabadell- el plazo de detención del empresario Francisco Correa, quien afirmó tras salir del juzgado que estaba “bien jodido”, Pablo Crespo y Antoine Sánchez hasta el próximo miércoles a las cinco y media de la tarde con objeto de practicar unas diligencias solicitadas por el Ministerio Público, que se han declarado secretas. Asimismo, Garzón anunció que abrirá una investigación sobre las filtraciones del sumario del caso a la prensa.