Las tasas universitarias suben un 4,2% por la crisis económica

Las tasas universitarias para el curso 2008-2009 se incrementarán un 4,2 por ciento, según anunció este miércoles la secretaria autonómica de Universidad, María Amparo Camarero, que justificó esta decisión en la “crisis” económica. Por su parte, los rectores han expresado su temor de que este incremento -por debajo de las previsiones de inflación- implique una “merma de recursos” de las instituciones si no se compensa, por ejemplo, en el nuevo plan de financiación. A su vez, las instituciones académicas esperan un “trato semejante” al de la Universidad Católica en la negociación sobre el nuevo mapa de titulaciones
La subida de las tasas académicas se dio a conocer en el pleno del Consejo Valenciano de Universidades celebrado en la sede de la Conselleria de Educación. Tras la sesión, Camarero comentó que “se ha decidido aplicar el incremento en su parte más baja” al tener en cuenta la “crisis”. En este sentido, recordó que el crecimiento de la economía española en el primer trimestre del año ha sido de 0,3 por ciento y el ministro de Economía, Pedro Solbes, dijo que el del segundo iba a ser más bajo, “lo que pueda significar que sea negativo”, apuntó.

De este modo, el coste de una matrícula media de 60 créditos anuales subirá por alumno y año entre 20 euros -para aquellas carreras con menos prácticas- y 31, para las que contiene un mayor nivel de experimentalidad, como el caso de Medicina.

El incremento aprobado para el próximo curso es sensiblemente menor que el que se registró en el anterior ejercicio, cuando llegó al 5,2 por ciento, y con él la Comunitat Valenciana “se mantiene como una de las autonomías con tasas académicas más bajas de toda España, subrayó la secretaria autonómica.

Sobre esta cuestión, los rectores hicieron notar en la reunión que la subida se encuentra por debajo de las previsiones de inflación, que, “si bien aún no se conoce de manera cabal la que habrá a final de año, si evoluciona como va será bastante más alta de ese crecimiento”. “Y eso al final gravita sobre las universidades con una merma de sus recursos” salvo que se contemple una compensación que, en principio, “no se prevé”, apuntó el rector de la Universitat de València, Francisco Tomás.

Merma de ingresos

El responsable de la UVEG incidió en que “esa carga caerá sobre las universidades por una merma de ingresos, ya que todos los consumibles que tiene la Universidad crecen con la inflación o mucho más”. Por esta razón, recalcó que “si una partida de ingresos, que no es la más grande, pero sí muy significativa merma pues mermará nuestra capacidad económica y eso se ha expresado así pero la decisión está tomada”.

Tomás especificó que los ingresos por tasas pueden suponer un porcentaje del orden de un 10 por ciento del presupuesto final de las instituciones académicas, que en el caso de la Universitat de València supera los 30 millones de euros.

No obstante, el rector apuntó que “como todavía el modelo de financiación para el año que viene está por elaborarse trataremos de introducir esa corrección”, dijo Tomás, que reconoció que la Administración “no se ha opuesto a que así sea”.

En otro orden de cosas, se informó de que mañana se desarrollará una primera reunión “de toma de contacto” para tratar la adaptación de las titulaciones al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES). Al respecto, María Amparo Camarero expresó que la voluntad del Consell es “la de coordinar para que el mapa de títulos se ajuste a criterios de sostenibilidad y de pertinencia de los estudios”.

Agregó que su departamento analizará “qué propuestas tienen las universidades” y las decisiones “dependerán de cada caso y se irán viendo por grandes áreas” siguiendo también “consideraciones de mercado, salidas y empleabilidad”.

Por su parte, Francisco Tomás -interrogado por cuál va a ser la posición de los rectores en esta negociación y por dónde “no van a pasar”- aludió al hecho de que el Consejo de Universidades se notificó que las titulaciones que la Universidad Católica San Vicente Mártir (UCV) tiene ya verificadas se autorizan. “Si esa es la pauta de actuación, lógicamente, esperamos un trato semejante”, aseveró el rector, que recordó que la carrera de Medicina en la UCV está aún por verificar y, por tanto, no se puede impartir.

Ley de Ciencia

Además, en el pleno se presentó el anteproyecto la Ley de Coordinación del Sistema Valenciano de Investigación Científica y Desarrollo Tecnológico, que se espera que pueda iniciar su tramitación en Les Corts a finales de este año. Camarero avanzó que está previsto que a finales del mes de julio se publique en el DOCV una nueva línea de ayudas para la formación de personal de apoyo en organismos de investigación de la Comunitat Valenciana, que se conocerán como ayudas ´Gerónimo Forteza´.

En opinión de los rectores, la Ley de la Ciencia “tiene una buena perspectiva” aunque explicitaron que “nos hubiera gustado que se recogiera mejor el papel de la Universidad valenciana en la investigación de nuestra Comunitat, que en este momento es preponderante y aunque se reconoce en la exposición de motivos debería haberse reflejado en el articulado con una mayor presencia”, consideraron.