Intersindical Valenciana se presenta como alternativa para los trabajadores

CELEBRÓ SU III CONGRESO

Intersindical Valenciana pretende convertirse en una “alternativa sindical para muchos trabajadores, una opción comprometida con los retos de la sociedad del siglo XXI”, así como en un “espacio basado en la asamblea, la autonomía y la participación, alejado del sindicalismo burocrático”, según indicaron fuentes sindicales. Este objetivo se acordó en el III Congreso de la Intersindical Valenciana, celebrado durante el pasado viernes y sábado, en el que participado 174 delegados de diferentes sindicatos que forman parte de la confederación.

En el encuentro, se aprobaron las ponencias de salud laboral, acción sindical, modificación de los estatutos, carta financiera y determinación de ámbitos, así como la resolución en contra de la jornada de 65 horas, la modificación de la ley de la seguridad social y a favor de la enseñanza y la sanidad públicas, entre otras.

Además, en el acto se eligió un secretario confederal formado por 16 personas que actuará como una dirección colegiada. En los documentos aprobados en esta conferencia, donde participaron diversos representantes de la sociedad valenciana, se plantean las “necesidades de disponer de un modelo productivo y social propio que supere los actuales”, indicaron las mismas fuentes.

Así, se establecen las “líneas de la acción sindical, el horizonte que orienta a todos los trabajos desplegados de las bases por las secciones sindicales”. Desde el sindicato aseguraron que estas cuestiones “definen algunos puntos de la política sindical para los próximos cuatro años”, como “la reivindicación de un marco valenciano de relaciones laborales”, pues los documentos aprobados plantean la “necesidad de disponer de un modelo productivo y social propio que supere los actuales”, señalaron.

Además, estos documentos abordan otros temas, como los cambios en la legislación reguladora de la representación sindical; el reconocimiento de la pluralidad sindical; la definición de las actuaciones hacia las condiciones laborales y la precariedad laboral; la necesidad de un trabajo saludable y la prevención o lucha contra la violencia en el trabajo y la siniestralidad laboral, así como el trabajo con los movimientos sociales y los derechos sociales y las políticas de igualdad.